¡Mamá quiero ser youtuber!

YouTube se ha convertido en la fascinación de esta nueva generación con muchos jóvenes fans de algunos de los canales que conforman esta plataforma web de videos que también quieren convertirse en youtubers y crear su propio contenido. Por eso hemos conversado con la magister en psicopedagogía y neurocoach Emma C. Fernández-Albert sobre el encanto que YouTube tiene sobre estos jóvenes espectadores.

1 Una nueva generación de youtubers. “Las dos últimas generaciones, tanto millenials como Generación X, son consideradas como “Nativos Digitales”. Son chicos que han nacido con la tecnología en sus manos y la ven como una parte integral de sus vidas. Estas dos generaciones responden a la inmediatez de los estímulos y a las experiencias más que a las cosas, dos elementos que son servidos en bandeja de plata por la plataforma Youtube. Los youtubers se convierten en héroes a través de los cuales niños y adolescentes aprenden sobre temas de interés, actualidad, juegos y vivencias”.

2 La influencia infantil de YouTube. “Los youtubers, como todo estímulo, tienen el poder de ser una influencia tanto positiva como negativa. En el proceso de escribir este artículo me acerqué a jóvenes de básica y secundaria, quienes opinan que los youtubers sí influyen en cómo ellos accionan, se visten y experimentan cosas que no pueden vivir en su entorno natural. Si los youtubers se convierten en influencias positivas o negativas respondería a cómo los padres usen las oportunidades de saber a quiénes sus hijos siguen, cuáles canales son los que más visitan y por qué para conversar con ellos de forma crítica”.

3 El control del consumo visual. “Los padres deben sentarse con sus hijos e hijas, en especial aquellos de 8 a 11 años de edad, para conversar sobre qué hacer si aparece algún material que los haga sentir incómodos o entiendan que no le corresponde. Los padres pueden abrir YouTube en sus correos para así seguir el historial de lo que ellos ven. La importancia de compartir con los hijos nace de que pueden analizar junto a ellos cómo los principios y valores familiares se reflejan o cuáles van en contra de los mismos. En el caso de los chicos de estas edades, y menores, los padres también pueden poner Controles Parentales o utilizar Youtube Kids, una versión de Youtube con interfaz amigable, contenidos ya filtrados y adecuados para los niños, dirigido especialmente para peques de 3 a 8 años, cuyo diseño y contenido se centran en esta edad.

En el caso de los adolescentes, los padres tienen un reto ya que ellos saben manejar las redes y los Controles Parentales. Los adolescentes necesitan la libertad de explorar. Ahora bien, eso no significa que los padres pierden la responsabilidad de darle seguimiento a las actividades y canales que sus hijos visitan. Una vez más se enfatiza la importancia de la comunicación franca, donde los padres pueden expresar su opinión con relación a los canales y escuchar a sus hijos. En este momento, los padres son espejo en vez de jueces para que los hijos puedan sentir la confianza de conversar con ellos. La comunicación efectiva sobre los temas que manejan los youtubers es crucial para que el impacto e influencia en sus hijos sea el apropiado. Ver youtubers “malos” puede ser positivo para que los adolescentes confirmen o revisen los valores que proyectan estos”.

Leer Mas…

Deja tus Comentarios

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: