Por el amplio mundo de los influenciadores

¡Awww, los influencers! Esa especie que no deja de ser noticia porque el mundo digital llegó sin reglas, muy rápido y todos queríamos estar “montados en la ola” para no quedarnos en la isla de los obsoletos. Las marcas y figuras en redes sociales son los invitados a un baile donde algunos danzan sin pisarse, mientras otros luchan por marcar el paso. También están los que observan y esperan generar ganancias sin hacer nada. Mr. Pichón, diseñador industrial y gráfico, y experto en marca personal y estrategia de redes sociales ayudará a entender la genética de estos personajes en #IMÁNRD18, el primer congreso de Influencers Marketing el próximo 2 de junio.

¿Qué es un influencer?

Lo defino como una persona a la que una comunidad le otorgó ese título. No es como salir a la calle y decir: soy ingeniero o doctor, no. En este caso el título de influencer lo da un grupo de personas que dice: cuando fulano o fulana opina sobre “x” tema para mí eso tiene un valor.

¿Entonces, un influencer puede tener incluso solo tres seguidores, por ejemplo?

Sí.

¿Qué tan importante son estas personas para las marcas?

Son importantes porque humanizan. Las conversaciones dejaron de ser unidireccionales y es a través de estas personas que las marcas llegan a distintas comunidades, que no son más que un grupo de individuos con intereses comunes y que conectan con los influencers por el contenido que dan, lo que hacen, lo que dicen, porque les cae bien, etc. Como marca, por ejemplo, puedes enfocarte en distintos nichos a través de los influencers.

¿Es bueno o malo un influencer para una marca determinada?

Para mí no hay influencer bueno ni malo sino más bien malas elecciones de éstos porque a veces tú, como marca, no estás haciendo tu tarea de analizar al individuo; es decir, algunas marcas, por falta de práctica o desconocimiento, se inclinan mucho al número, en la cantidad de seguidores y no investigan si la persona escogida era la herramienta idónea para lograr el objetivo trazado. Ahora bien, la marca debe tener claro cuál es su objetivo.

Sabiendo esto, ¿cómo pueden indentificar las marcas al individuo correcto para aliarse?

Lo primero que tienen que saber es cuáles son sus valores y cuál es su público ideal, porque muchas marcas asumen que llegan a todo el mundo y no es así. Hay que definir qué no estás dispuesto a negociar como marca, que tiene que ver con cómo la gente te va a asumir dependiendo de a qué persona te unas. Por ejemplo, si te vendes como una marca pacífica, tranquila, eco-friendly…pero buscas un influencer famoso por buscar chisme, por hacer show, por estar con una tiradera…como empresa te puedes ver medianamente perjudicada. Por ahí va el asunto.

Leer Mas…

Deja tus Comentarios

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: